Estados Unidos acusó este viernes al Consejo Nacional Electoral de Venezuela de “polarizar” e intentar “bloquear” una salida democrática a la profunda crisis política, tras paralizar el proceso de referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

“Lamentablemente creemos que esa decisión es indicativa de la polarización del Consejo”, señaló el portavoz del Departamento de Estado John Kirby, respecto al Consejo Nacional Electoral (CNE).

El vocero señaló, leyendo una nota, que el CNE “está siendo usado para bloquear el ejercicio por el pueblo venezolano de su derecho constitucional y democrático a determinar la dirección de su país”.

La máxima autoridad electoral venezolana, nominalmente independiente pero a la que la oposición acusa de estar al servicio del gobierno, suspendió el jueves el proceso de recolección de cuatro millones de firmas (20% del padrón electoral), prevista para los días 26 al 28 de octubre, que era la última etapa para convocar al referendo.

El CNE justificó la decisión acatando el fallo de tribunales penales de cinco estados que convalidaron denuncias de fraude en una etapa previa del referendo.

“Estamos profundamente preocupados por la decisión”, indicó Kirby, destacando que los venezolanos enfrentan “desafíos” humanitarios, políticos y económicos “cada vez más severos”.

COMPARTIR