Alvis Pérez, trabajador de la empresa Pirelli, denunció este martes que esa organización planea hacer un cierre técnico de su operatividad, utilizando como excusa el tema de la imposibilidad de producir por falta de materia prima.

Durante una entrevista en el canal del Estado, indicó que la empresa anunció que a partir del 30 de enero se hará un cese de actividades por un lapso de 15 días, “luego e este tiempo se laborará dos o tres días a la semana, con la intención de seguir haciendo estas paradas”.

Los trabajadores han detectado que la empresa está importando cauchos ya fabricados desde sus mismas filiales en Brasil, “estamos enfrentando a una trasnacional que tiene presencia en todo el mundo”.

Es decir, explica el trabajador, “el Estado venezolano le asigna los dólares a Pirelli y ellos mismos se compran en Brasil, todo queda en su propia acta”.

Destacó que ya la denuncia fue elevada al ministro para Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Jesús Faría, así como al ministro para el Trabajo, Francisco Torrealba.

 RM/MJ

COMPARTIR