César Enrique Caraballo Acosta de 42 años murió tras recibir un disparo en la parte posterior del cráneo aparentemente para despojarlo de su arma de fuego. El hecho ocurrió este lunes en el sector santa Ana de Carapita, parroquia Antímano.

Al lugar se presentó una comisión de la Policía Municipal de Caracas, se presumía que la víctima estaba adscrito a ese organismo, sin embargo, los funcionarios descartaron que se tratase de un compañero de trabajo.

Extraoficialmente se conoció que el hoy occiso era exfuncionario de la Policía Metropolitana pero actualmente laboraba como escolta para una empresa privada, reseñó el canal de noticias Globovisión.

COMPARTIR