El diputado a la Asamblea Nacional por el GPP, Darío Vivas, señaló este jueves que hay un sector radical de la oposición venezolana que quiere continuar con “una agenda violenta” a pesar de la instalación de la mesa de diálogo el pasado domingo.

“Hay un sector radical de la oposición que mantiene su agenda violenta para desestabilizar, acabar con la gobernabilidad y propiciar una intervención extranjera”, expresó en entrevista en La Pauta de Hoy de VTV.

En este sentido, el parlamentario señaló que “hay una división” dentro del seno de la Mesa de la Unidad Democrático (MUD), por una presunta disputa porque algunos miembros acudieron al llamado al diálogo.

Vivas afirmó tener “dudas” de las intenciones dialogantes de la oposición, por que a su juicio el objetivo de la MUD “es salir del presidente Nicolás Maduro” a través del “desconocimiento de la institucionalidad”, pero espera que haya “reflexión” en busca de soluciones.

Asimismo, señaló que el chavismo se mantendrá con actividades de calle en los próximos días por la paz del país, por eso se han colocado 9 tribunas en Caracas en la que van a estar concentrados.

Por su parte, el parlamentario aseguró que debe haber “responsabilidad política y penal” por el presunto fraude en la recolección del 1% de las firmas.

GV/DF

COMPARTIR