El gobierno estadounidense aprobó tentativamente los vuelos comerciales programados para La Habana desde 10 ciudades de EU, mejorando la conexión entre ambos países luego de un prolongado alejamiento por la Guerra Fría.

La decisión es otro avance en los esfuerzos del presidente Barack Obama para normalizar relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

“La reapertura de las relaciones de viaje con Cuba va más allá de simplemente restaurar la libertad de viaje hacia allá para todos los estadounidenses; se trata de abrir Cuba a nuevas ideas, nuevos valores y mejorados derechos humanos que nuestra política de aislamiento de 50 años no podría lograr”, indicó el senador Dick Durbin.

Pero el congresista republicano Jeff Duncan, de Carolina del Norte, presidente de la Subcomisión del Hemisferio Occidental de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, manifestó sus dudas sobre la capacidad del gobierno cubano de prevenir ataques de militantes, y agregó que la Casa Blanca se “apresura a firmar acuerdos” antes de “garantizar salvaguardias básicas de seguridad”.

Se espera que ocho aerolíneas estadounidenses comiencen a ofrecer vuelos de ida y vuelta hacia finales de año entre Estados Unidos y la capital cubana. Agencias

COMPARTIR