Este miércoles partió el cortejo fúnebre con las cenizas de Fidel Castro, desde la emblemática Plaza de la Revolución de la capital cubana para el viaje de tres días en caravana por toda la isla, que terminará en Santiago de Cuba, el próximo domingo.

Envuelta en un bandera de Cuba y de madera de cedro, la urna con las cenizas, que reposaba en la sede del Ministerio de las Fuerzas Armadas, salió del edificio a manos de dos soldados quienes, con una breve ceremonia militar, la colocaron en el remolque decorado con flores blancas en el que viajarán hasta Santiago.

Al acto solemne asistió el presidente Raúl Castro, miembros de la alta dirección del Gobierno y del Partido Comunista, además de familiares.

El pueblo se ha concentrado en las calles para despedir a su líder, entre llantos y aplausos acompañan el paso de la caravana.

Destaca el sitio web de Telesur que la ruta del cortejo fúnebre rememora, en sentido inverso, la trayectoria realizada por la Caravana de la Libertad el 2 de enero de 1959, en la cual venían los revolucionarios cubanos liderados por Fidel Castro, quienes viajaron alrededor de mil kilómetros para llegar a la capital cubana el día 8 para celebrar el triunfo de la Revolución.

El 4 de diciembre será la ceremonia solemne de inhumación donde se la dirá el ultimo adiós al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro. Sus cenizas quedarán depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia de la ciudad oriental, sitio donde también se encuentra el mausoleo del prócer independentista José Martí.

COMPARTIR