Como acostumbra la oposición tanto en Barinas como en el resto del país, un puñado de desadaptados sin dirección alguna ni mayor instrucción que provocar el caos pretenden incomunicar a la parte alta de la ciudad marquesa.

Desde tempranas horas de la mañana, un grupito de encapuchados que se autodenominan Resistencia mantienen en zozobra a los vecinos de Don Samuel. La Guardia Nacional los mantiene a raya pero no les ha tocado ni un pelo.

 

COMPARTIR