Francisco Rafael Escorcha Carrillo (26), alias el Chiri, era un choro pistolero, considerado uno de los más buscados en el estado Carabobo, que cayó abatido luego de enfrentarse con una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

Escorcha Carrillo se caracterizaba por ser uno de esos asesinos que, sin decoro, se retrataba con sus compinches portando pistolas automáticas. Pero esa valentía de “guapo y apoyado” por el hampa no le valió de nada al resistirse a la autoridad en el callejón Caña Dulce, municipio Carlos Arvelo del estado Carabobo. Terminó cosido a plomo limpio.

El sujeto tenía la “triple corona” de asesinato, según registro policiales, por lo que se le endilga la muerte del trío conformado por Víctor Julio Carrillo Sánchez, Carlos Eduardo Velásquez Sánchez y Manuel José Rivas Sánchez, hecho ocurrido en el sector La Alianza el 28 de junio de 2015.

“En el sitio del suceso se incautó un arma de fuego tipo pistola, marca Glock, modelo 21, calibre 452”, informó Douglas Rico, director del CICPC.

UN

COMPARTIR