El Consejo de Seguridad de la ONU analiza hoy el conflicto palestino-israelí, apenas dos días después de que la comunidad internacional ratificara en París su apoyo a la solución de los dos Estados.

 

En su acostumbrado debate sobre la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión Palestina, se espera que el órgano de 15 miembros vuelva a abordar los principales obstáculos para alcanzar una salida negociada del diferendo, agravado por medio siglo de ocupación israelí y la colonización mediante asentamientos de Cisjordania.

La capital francesa fue escenario el domingo de una conferencia en la que alrededor de 70 países reiteraron su llamado a la paz, al retorno de las partes a la mesa de diálogo y a evitar cualquier paso unilateral que ponga en peligro la mundialmente demandada solución de los dos Estados.

Además del foro de París, el Consejo de Seguridad -presidido este mes por Suecia- tratará de alguna manera el impacto y el alcance de la resolución 2334, que el 23 de diciembre condenó la colonización israelí, pese a los esfuerzos del presidente estadounidense electo, Donald Trump, y Tel Aviv para impedir su adopción.

Según el embajador israelí aquí, Danny Danon, la sesión de hoy pudiera valorar una nueva resolución ‘contra su país’, aunque esa posibilidad no ha sido confirmada.

A nivel internacional parece estar bien claro que la continuidad de la ocupación y la insistencia en la colonización de Cisjordania constituyen los principales obstáculos para la paz, una postura cuestionada por la potencia ocupante, que trata de acusar a los palestinos de terroristas.

La ONU aboga por el regreso al diálogo, el fin de la ocupación y de la construcción de asentamientos, el cese de las acciones violentas por ambas partes, incluyendo los actos de terror, y un compromiso inequívoco con la paz, en aras de evitar que la solución de los dos Estados se aleje para siempre.

arc/wmr

COMPARTIR