El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas analiza hoy estrategias para derrotar al Estado Islámico (EI), en un escenario en el cual el grupo terrorista parece perder terreno.

 

La sesión del órgano de 15 miembros cuenta con un informe del secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, seguido de una consulta a puertas cerradas.

Los debates del Consejo tienen como centro el cuarto reporte del secretario general de Naciones Unidas sobre la amenaza que representa el EI para la paz y la seguridad internacionales.

Según el documento, los yihadistas han sufrido retrocesos notables en cuanto a su control territorial, su poderío militar y sus finanzas.

En Iraq, la ofensiva lanzada por el ejército con el apoyo de milicias y la aviación extranjera, fundamentalmente la estadounidense, desalojó a los fundamentalistas de la parte oriental de Mosul, ciudad que controlaban desde 2014, en su empeño en refundar el califato.

También en Siria han recibido duros golpes de manos de las tropas del país levantino y de la fuerza aérea de Rusia.

Sin embargo, el secretario general advierte que la amenaza del EI sigue presente, y que genera particular preocupación la dispersión de yihadistas por Iraq, Siria y Libia, después de que son obligados a retirarse de localidades bajo su control.

No menos inquietud provoca la capacidad del grupo islamista de inspirar ataques terroristas, perpetrados por los llamados ‘lobos solitarios’, precisa el reporte.

PL/arc/wmr

COMPARTIR