Este 1° de diciembre se celebra Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, como una forma de generar una mayor conciencia de lo que supone el VIH/SIDA y mostrar solidaridad internacional ante la pandemia. Esta fecha se conmemoró por primera vez el 1 de diciembre de 1988.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), este evento brinda a todos los copartícipes, tanto públicos como privados, una de las más oportunidades más claras para dar a conocer la situación e impulsar avances en materia de prevención, tratamiento y atención a los afectados en los países con elevada prevalencia y también en el resto del mundo.

En la Cumbre Mundial de Ministros de Salud de ese año, dentro de los programas para la prevención del sida, se declaró a 1988 como el “Año de la Comunicación y la Cooperación sobre el Sida”.

La OMS propuso que el 1 de diciembre se declarase Día Mundial del Sida. La propuesta tuvo el apoyo de la Asamblea Mundial de la Salud y de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Desde entonces han seguido la iniciativa gobiernos, organizaciones internacionales y caridades de todo el planeta.

Este año el tema de la ONUSIDA es “Cerremos la brecha”, con la finalidad de comunicar que poner fin a la epidemia de SIDA en el 2030 es posible.

Más de 18 de millones de personas siguen un tratamiento contra el VIH y muchos países están en vías de eliminar casi por completo la transmisión materno-infantil.

Cuba es el primer país en el mundo en romper la cadena de transmisión de madre a hijo por VIH.

COMPARTIR