Con pinta caritas, payasitos, magos y villancicos, culminó la jornada de operación sonrisa en Barinas donde fueron beneficiados 36 niños y niñas, de 3 meses y 16 años de edad,  que presentaban labio leporino y paladar hendido, esto en el  marco de las chavidades felices que lleva a delante el gobierno bolivariano dirigido por el profesor Adán Chávez.

La información la dio a conocer el director del  Movimiento por la Paz y la Vida Darwin Trujillo, quien además manifestó que estas actividades, se están llevando a cabo por instrucciones del gobernador de la entidad Adán Chávez, en su empeño de  atender al pueblo llevando paz y alegría legado del comandante Hugo Chávez.

“Estamos trabajando en un despliegue territorial de la mano con más de 65 instituciones del estado Barinas, que conforma el Movimiento por la Paz y la Vida,  estamos visitando los hospitales y estaremos presentes en las bases de misiones cumpliendo con este despliegue social  junto  al  poder popular organizado”, dijo Trujillo.

Por su parte  el director del hospital Luis Razetti  Arquímedes Colmenares León, manifestó que gracias al trabajo mancomunado de las diferentes instituciones que conforman el Movimiento por la Paz y al ciudadano gobernador Adán Chávez,  los niños y niñas que fueron beneficiados en la Jornada de Operación Sonrisa recibieron un momento de amor y alegría a través de  cantos y actividades alusivas a la temporada decembrina.

“Gracias a las diferentes instituciones del estado, a los cuerpos de seguridad que están haciendo el empeño de resguardar  nuestro centro asistencial, las familias barinesas pueden contar con servicio de calidad al momento de ingresar a las instalaciones del Hospital Luis Razetti”, acotó.

Padres felices

La señora  Yaneth Contraes, manifestó su agradecimiento al gobierno revolucionario y a la Operación Sonrisa Barinas y Operación Sonrisa Venezuela por movilizarse y brindarle soluciones a las  familias barinesas, “con estas pinta caritas, payasitos y cantos alegran a los niños y a nosotros como padres que hoy día nuestros niños pueden hablar y sonreír sin dificultad”.

“Es muy importante que se realicen estas actividades en los hospitales por que los niños se distraen y para nosotros como padres es una satisfacción de poder compartir esta alegría que sentimos al ver un sueño hecho realidad que nuestros hijos pueden reír sin ninguna problema”, así lo manifestó la señora Carolina Cortez. P/GB

COMPARTIR