El Congreso colombiano debatirá desde hoy el pacto definitivo entre el Gobierno y las FARC-EP con vistas a su posible refrendación en ese máximo órgano legislativo, electo por 14 millones de ciudadanos.

 

En una carta el presidente Juan Manuel Santos pidió que tal instancia sesione las veces que sean necesarias con el objetivo de validar el acuerdo de paz rubricado en el capitalino Teatro Colón, aunque es claro que los análisis no podrán prolongarse por tiempo indefinido, así que habrá reglas para las discusiones, comentó el diario El Espectador.

Al suscribir el tratado, el gobernante manifestó su confianza en que sea refrendado por los legisladores a más tardar esta semana, cinco días después comenzaría el traslado de los miembros de las FARC-EP hasta los puntos y zonas de transición donde empezarán el desarme y su preparación para reincorporarse a la vida civil, dijo.

La pronta implementación de los acuerdos es fundamental para impedir el desmoronamiento del cese el fuego bilateral y la pérdida de más vidas, enfatizó el jefe de Estado en la misiva dirigida al Congreso.

Tras la firma del consenso por Santos y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, el Senado y la Cámara de Representantes citaron al debate, en el cual los negociadores gubernamentales -Humberto de la Calle y Sergio Jaramillo- explicarán el contenido del reciente texto.

Tal documento tiene como base el inicial oficializado en Cartagena de Indias el pasado 26 de septiembre y rechazado luego en el plebiscito de octubre, a partir de entonces el presidente Santos abrió un diálogo con promotores del voto negativo y otros sectores del cual surgieron unas 500 propuestas para mejorar el escrito.

Finalmente las dos delegaciones (Ejecutivo y FARC-EP) lograron modificaciones, ampliaciones o precisiones en 56 de los 57 ejes temáticos renegociados.

La actual será una semana decisiva y compleja en el Capitolio dada la férrea posición del Centro Democrático (CD), encabezado por el expresidente Álvaro Uribe, quien manifestó abiertamente su inconformidad con el pacto y con el método de refrendación escogido.

Al responder cuestionamientos de esa agrupación política el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, afirmó que el Parlamento tiene toda la credibilidad y legitimidad para autentificar el convenio en nombre de los millones de ciudadanos que lo eligieron.

Que la palabra sea la única arma que usemos los colombianos, pidió Jiménez el pasado jueves durante la ceremonia protocolaria de la firma de la paz.

Santos centró su discurso en un llamado a la unidad para garantizar el éxito de la fase de implementación, que le seguirá inmediatamente a la refrendación.

Ya el Gobierno cumplió, le corresponde ahora al Congreso asumir su responsabilidad, subrayó su presidente Mauricio Lizcano.

apm/arc/ap

 

COMPARTIR