El Consejo Nacional Electoral (CNE) rechazó hoy la posición injerencista de Argentina, Brasil, Chile, México, Paraguay y Perú, cuyos cancilleres firmaron una declaración conjunta en la cual expresan preocupación por la situación constitucional de Venezuela.

 

Por medio de un comunicado publicado en su página web, los rectores del CNE criticaron las opiniones de las seis naciones respecto a la supuesta aplicación de presuntos métodos ilegales en la causa iniciada por la oposición venezolana, con el propósito de activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Tal aseveración es falsa, desconoce el marco jurídico venezolano y es una grosera intromisión en los asuntos de nuestra República, asevera el mensaje.

Repudiamos la clara ignorancia del contenido y alcance de las decisiones adoptadas por este poder público del Estado, agrega.

El texto de esos países considera que el CNE puso trabas ilícitas al proceso abierto por la oposición, para evitar la activación del referendo.

De manera específica, alude a la fecha establecida para la recolección del 20 por ciento de manifestaciones de voluntad, fijada para los días 26, 27 y 28 de octubre venidero, en los 24 estados de la nación.

Se trata de la segunda fase del proceso, tras cumplirse la recogida del 1 por ciento, primera etapa legitimada por el CNE pese a denuncias interpuestas contra la coalición Mesa de la Unidad Democrática y otras organizaciones promotoras de la activación del referendo, por irregularidades y acciones fraudulentas.

Todo lo relativo a la solicitud presentada a este organismo, ha sido oportunamente difundido, urgimos a estos cancilleres a la revisión ‘despartidizada’ y responsable de la amplia información oficial disponible, reclama el CNE.

El Poder Electoral, en estricto apego a la Constitución, garantiza el ejercicio efectivo de nuestros derechos políticos, algunos de los cuales son una alta aspiración de pueblos hermanos en países de la región, concluye.

Para recolectar el 20 por ciento de las firmas exigidas por la Constitución se habilitarán 5 mil 392 máquinas electorales en mil 356 centros de votación, ubicados en los 335 municipios del país, que recibirán a los votantes durante siete horas en cada una de las tres jornadas.

El corte del Registro Electoral empleado comprende a los 19 millones 567 mil 13 inscritos hasta el 30 de abril último, en virtud de lo cual 3 millones 893 mil 128 electores deben aprobar la convocatoria al referendo.

Si las firmas recogidas cumplen con los requerimientos, a finales de noviembre se declarará procedente la consulta popular y, desde entonces, el CNE dispone de 90 días para convocar al ejercicio electoral.

A propósito de estos términos, el referendo revocatorio pudiera realizarse a mediados del primer trimestre de 2017.

A continuación el texto íntegro:

El Poder Electoral rechaza las opiniones emitidas por un grupo de cancilleres, en un escueto comunicado difundido ayer jueves, sobre supuestos métodos de recolección de 20% de manifestaciones de voluntad para la eventual activación de un referendo revocatorio presidencial que tendrían efectos de postergación. Tal aseveración es falsa y desconoce el marco jurídico venezolano, siendo una grosera intromisión en los asuntos de nuestra República.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) expresa su repudio por la clara ignorancia del contenido y alcance de las decisiones adoptadas por este poder público del Estado. Todo lo relativo a la solicitud presentada a este organismo ha sido oportunamente difundido y conocido por el pueblo venezolano. Urgimos a estos cancilleres a la revisión despartidizada y responsable de la amplia información oficial disponible. El Poder Electoral, en estricto apego a la Constitución de la República, garantiza el ejercicio efectivo de nuestros derechos políticos, algunos de los cuales siguen siendo una alta aspiración de pueblos hermanos en países de la región.
mgt/raj

COMPARTIR