China aseguró en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una ayuda de 100 millones de dólares para apoyar la solución de los problemas de los movimientos masivos de refugiados y migrantes, divulga hoy aquí el Gobierno.

 

El primer ministro Li Keqiang indicó este lunes en Nueva York que la mencionada asistencia monetaria, que se destinará a agencias humanitarias multilaterales y a las iniciativas correspondientes de la ONU, se suma a las promesas anteriores de este país relacionadas con ese tema.

El gran movimiento de refugiados y migrantes se vincula con la paz y el desarrollo globales, afecta la estabilidad regional y causa graves preocupaciones políticas, sociales y de seguridad, reflexionó el primer ministro.

Detalló que la segunda economía del mundo está analizando nuevas medidas de apoyo y considera reservar una parte del fondo de paz y desarrollo China-ONU para apuntalar a las naciones en desarrollo en sus esfuerzos para abordar la cuestión de los refugiados y los migrantes.

Añadió que de igual modo este Gobierno estudia activamente trabajar con instituciones internacionales y países en desarrollo para una cooperación trilateral.

El asunto de los refugiados y los migrantes es una crisis humanitaria que pone a prueba la conciencia humana, consideró. Alertó sobre la necesidad de prestar atención no solo a la crisis de refugiados en Europa, sino también a las de Siria, Afganistán, Somalia y Sudán del Sur, entre otras.

El gobernante chino resaltó el papel coordinador de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en la solución de los asuntos concernientes a ese tema.

Catalogó como máxima prioridad ‘movilizar fondos y ayuda humanitaria para garantizar las necesidades básicas de los refugiados’ y urgió combatir la trata de personas y el terrorismo.

El primer ministro de China inició este domingo una gira por América que incluye su asistencia a la sesión 71 de la Asamblea General de la ONU y visitas oficiales a Cuba y Canadá.

lam/dav

COMPARTIR