Con un plomazo en la cabeza de su mujer un marido celoso decidió acabar con la discusión y la vida de Ana Molina.

El crimen se perpetró poco antes del mediodía en la propia residencia de Molina ubicada en el sector La Pradera de Socopó, municipio Antonio José de Sucre del estado Barinas.

Ana Molina tenía apenas 23 años y según sus vecino era una muchacha dedicada a su hogar, pero con un marido enfermo que tenía celos hasta del pensamiento.

La vida de Ana era un verdadero infierno y trascendió que tenía planes de abandonar a su esposo, pero lamentablemente la muerte se le adelantó.

El asesinó se encuentra en fuga y las autoridades ya se encuentran en su búsqueda.

COMPARTIR