Un detective del Cicpc fue acribillado en el sector Santa Eduviges de las Mayas en Caracas. La víctima fue identificada como Rayner Ayala de 28 años de edad, encontraba adscrito a la subdelegación de La Vega.

Ayala salió de casa de la mamá en su moto acompañado de su hermana y sus dos niños para llevarlos a la escuela. Pero no llegó muy lejos pues dos choros de la zona lo interceptaron y le cayeron a plomo.

La hermana de Ayala abrazó sus sobrinos para protegerlos con la propia humanidad del  ataque de la ratas esas que no respetan ni a los chamos. Gracias a Dios los chamitos salieron ilesos y su tía ya está fuera de peligro pero recibió 6 plomazos en sus brazos.

Ya la policía tiene identificados a los homicidas. Se trata de un primo de la víctima “el Catoche” y de otro delicuente de alias Cachetón.

Al parecer se trata de una culebra vieja que había obligado al funcionario a mudarse del barrio.

Con la muerte del detective Ayala van 111 uniformados que caen a manos del hampa en lo que va de 2016, solo en la Gran Caracas.

 

COMPARTIR