Los Cardenales de Lara tuvieron que venir de atrás, nuevamente en extra inning, para imponerse 3-1 ante las Águilas del Zulia, colocar la serie final 1-3 y acabar con la posibilidad de la barrida, escenario que no ocurre desde la temporada 92-93 cuando en cuatro juegos Zulia dio cuenta de Magallanes.

Lara se fue arriba en el segundo acto con un jonrón solitario de Carlos Rivero. No obstante, Zulia respondería rápidamente en la baja del cuarto con un doble de Mario Lisson que llevaba al home a José Pirela.

Los abridores Omar Bencomo y Rolando Valdez se lucieron al permitir tan solo una rayita en 6.0 y 5.0 entradas de labor, respectivamente. El resto del partido fue dominado a placer por los relevistas.

La paridad 1-1 se mantuvo hasta el inning 11 cuando Ildemaro Vargas conectó indiscutible al jardín derecho para impulsar al dominicano Dennis Phipps y el cubano Rangel Ravelo. Hassan Pena colgó el cerrojo perfecto y salvó la actuación de Lara en la serie.

Un juego de calidad

Tres jornadas transcurrieron, una de ellas dejada en suspenso por más de 15 horas, y un total de 41 carreras se facturaron para que los fanáticos de la LVBP pudieran disfrutar de un duelo digno de instancia decisiva donde el marcador fuese peleado y el comportamiento el estadio respondiese a la calidad del espectáculo.

GV/YR

COMPARTIR