El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, reiteró que no se puede hablar de un inicio de “proceso de diálogo en Venezuela” hasta que no haya resultados “claros y contundentes” de las reuniones exploratorias.

“O el día 11 de noviembre hay resultados, o el Gobierno mató el diálogo. Los venezolanos no podemos esperar meses para un cambio, queremos soluciones y resultados”, exclamó.Capriles aseguró que “la oposición no está armada y tampoco genera violencia, esos son los del Gobierno. Las protestas de calle no son para tumbar a nadie, son pacíficas y constitucionales. El gobierno es quien viola la Constitución”.

El también líder de la unidad apuntó que de no concretarse las peticiones de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el gobierno habrá cerrado cualquier posibilidad de diálogo, por lo que le tocará a los venezolanos ir a una agenda de lucha “incierta y peligrosa” para restituir el orden constitucional.

“Llegamos a esta situación porque suspendieron el revocatorio. El Gobierno ya ni siquiera lo nombra. Nos negaron el derecho al voto y sin voto no hay democracia”, indicó.En tal sentido, rechazó las declaraciones de Nicolás Maduro, quien en cadena de radio y televisión, aseguró que la oposición no llegaría al gobierno “ni con votos, ni con balas”, a propósito de la movilización que convocó la unidad al Palacio de Miraflores para el 3 de noviembre y que luego fue postergada.

“No voy a caer en insultos y provocaciones, eso es parte de lo que se acordó en la reunión del domingo, bajarle el tono al discurso y Maduro no está cumpliendo con eso”.Finalmente, el mandatario mirandino condenó que el Gobierno libere a los políticos presos como muestra de que el diálogo avanza. “En Venezuela no hay políticos presos, sino rehenes. Están secuestrados por el Gobierno. Basta ver cómo hacen las liberaciones. Con una llamada telefónica ya están en libertad. ¿Cuántos han sido liberados? No llegan ni al 3 %”.

Peticiones de la MUD

Las exigencias que ha puesto la MUD para el diálogo incluyen la reactivación del revocatorio, elecciones presidenciales adelantadas, el cambio de dos de cinco rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), la liberación de los políticos presos, el regreso de los políticos exiliados, la restitución de los diputados de Amazonas, la reinstitucionalización de los poderes públicos del país y la aceptación de la ayuda humanitaria.

GV/

COMPARTIR