El 66 por ciento de los brasileños asegura desconfiar de Michel Temer, presidente interino de la nación suramericana, luego de la suspensión temporal de la mandataria Dilma Rousseff hace seis semanas. La información se desprende de una encuesta realizada por la empresa Ibope y difundida este viernes por la Conferencia Nacional de la Industria (CNI), en la que solo 27 por ciento de los dos mil participantes señaló tener confianza en el exvicepresidente.
En relación con la gestión de Temer, un 39 por ciento la calificó como mala o pésima, un 39 por ciento regular y solo 13 por ciento la considera excelente o buena.
Entretanto, el 53 por ciento de los encuestados desaprueba la forma de gobernar del presidente interino de Brasil, mientras que 31 por ciento la aprueba.
La popularidad de Temer está por debajo en la región Nordeste de Brasil, según muestra la encuesta, debido a que un 44 por ciento de los habitantes de ese lugar estima que su Gobierno es malo o muy malo, 72 por ciento no confía en él y 63 por ciento desaprueba su estilo de gestión.

COMPARTIR