La violencia desatada hoy ante la sede del Congreso paraguayo aumentó hasta la entrada de airados manifestantes al recinto, donde se reporta un fuego.

 

Una parte de los protestantes por la aprobación irregular este viernes de un proyecto para enmienda constitucional derribaron vallas metálicas y puertas del edificio para penetrar, mientras efectivos policiales al parecer se replegaron.

Elementos antidisturbios de esa fuerza, quienes acordonaban el perímetro, reprimieron antes a los protestantes contra la definición por una mayoría de 25 senadores de la propuesta de enmienda para habilitar la reelección presidencial.

Balines de goma disparados por los agentes y chorros de agua de carros para ese propósito ocasionaron varios heridos, entre ellos, el titular del Partido Liberal Radical Auténtico, Efraín Alegre, y un diputado de esa formación opositora.

La propuesta de modificación a la carta magna fue aprobada dentro del local de la bancada del Frente Guasu después que el presidente del Senado, Roberto Acevedo, se negará a convocar a una sesión extraordinaria en el plenario para hacer la votación.

Pl/arc/jf

COMPARTIR