Con el impulso de 2 hectáreas de maíz blanco y 5 hectáreas de sorgo, sembradas en la Finca Sinaí, ubicada en el municipio Rosario de Perijá, parroquia Sixto Zambrano, propiedad de los hermanos Parra, el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (Inia), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Productiva y Tierras (MinPPAPT), promueve la producción de semilla local y nacional con miras a la certificación y la transferencia tecnológica a productores para su independencia.

Desde el km 104 Vía Barranquitas, el pasado miércoles 1 de febrero, día del natalicio de Ezequiel Zamora, se inició la siembra de cereales en esta Finca piloto que servirá de empuje a otros productores oriundos de dicha localidad, altamente productora de leche y carne bovina.

En este sentido, las condiciones agroclimáticas de la zona resultaron propicias para la siembra; es por ello que “además de la siembra de maíz amarillo variedad Inia 7 para la obtención de semilla, se establecerá una unidad de conservación de forrajes mediante microsilos de sorgo forrajero Magnum 2010, maíz Payoni y frijol asociado – informó Jhoendris Amesty, investigador y jefe del Campo Experimental La Cañada del Inia Zulia – también se establecerán 2 bancos de proteína con Moringa, Morera”

Amesty detalló que una vez culminado el ciclo de siembra, apegados al manejo agronómico adecuado, se clasificarán las mazorcas y el material será llevado a la planta de procesamiento del Inia ubicada en Barquisimeto, estado Lara, donde se le realizará la clasificación de granos y posteriormente los análisis de control de calidad  de semillas entre ellos: germinación, vigor, humedad, malezas nocivas entre otras; realizadas por los especialista de la Comisión Nacional de Semilla (Conasem), perteneciente al Instituto investigador.

Estas variedades de  semillas de producción nacional, luego pasa a ser distribuida a través de las tiendas de la Empresa Socialista Agropatria.

En Venezuela existe una Ley de semillas y la política fundamental del Inia es promover la producción de las mismas en los diferentes rubros, con miras al autoabastecimiento de materia prima y del producto final que es el alimento; es por ello que el Instituto se aboca a las alianzas con los productores de Rosario de Perijá quienes están dispuestos a contribuir con el aparato productivo local  “los estamos capacitando, asesorando y guiando para que tengan óptimos rendimientos”, detalló el director del INIA en el Zulia, Andrés Sanz.

Por otra parte indicó Amesty que esta misma experiencia será replicada en los municipios: La Cañada de Urdaneta, Guajira y Jesús Enrique Lossada “la idea es hacer fincas pilotos para que los productores vean que ellos produciendo desde sus predios disminuyen los costos y no generan gastos al estado en comprar maíz importado y otras variedades extrajeras”.

Gustavo Parra, uno de los propietarios de la Finca calificó como positiva la experiencia que hoy, el Gobierno Bolivariano a través del Inia inserta en su unidad de producción “somos productores lecheros y tenemos algunas experiencias de siembra en frijol, yuca y hasta hace poco en arroz que cosechamos de manera exitosa; no obstante con el acompañamiento de los técnicos del Inia la producción y la calidad de la finca mejorarán”.

Finalmente señaló que el trabajo que se lleva a cabo en compañía del Instituto viene a paliar la problemática de adquisición de materiales para el cultivo, por lo que subrayó que los productores no pueden seguir dependiendo de las plantas de alimento “debemos generar y crear bancos de semillas, multiplicarlas para bajar los costos de producción y es que antes de ser ganaderos debemos ser agricultores para producir nuestro propio alimento para consumo propio y de los animales”.

MAT/EM

COMPARTIR