El Parlamento dijo este miércoles que continuará con el proceso de designación de magistrados del Supremo tras haber abolido el acto en el que se dio su nombramiento y después de que el pasado martes la máxima corte anulara la decisión del Legislativo.

“Vamos a seguir cumpliendo con nuestros deberes constitucionales contra las decisiones inconstitucionales de dicte esa Sala Constitucional (del Tribunal Supremo de Justicia, TSJ) que es un apéndice, es el bufete del Gobierno”, dijo en rueda de prensa el presidente de la AN, Henry Ramos Allup.

El diputado anunció que el nuevo comité de postulaciones de jueces estará integrado por nombres “muy prestigiosos” , “a diferencia”, dijo, del que activó la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) pasada controlada por el oficialismo que nombró a 34 magistrados que supuestamente no cuentan con las debidas credenciales.

La nueva AN decidió el pasado jueves aprobar un informe en el que se pide la destitución de esos 34 magistrados por considerar que se eligieron de forma ilegal y que los jueces supuestamente no cumplen con los requisitos establecidos en la Constitución para ocupar esos cargos.

COMPARTIR