El secretario general de la OEA vive solo para malponer a Venezuela en el concierto internacional. El enemigo jurado de la patria de Bolívar ha declarado a la Agencia española de noticias EFE, lo siguiente: “Venezuela hoy es el país más corrupto del continente, que tiene presos políticos, que esos presos políticos son torturados y víctimas de tratos crueles, que se desconoce a uno de los poderes del Estado, que el poder Judicial está en manos del poder Ejecutivo”.

Almagro, quien se encuentra en Asunción para una reunión de la OEA sobre pobreza, añadió que en Venezuela “se han puesto obstáculos al ejercicio por parte del pueblo del derecho constitucional de ir a un referéndum revocatorio”.

El diplomático tiene un discurso tan semejante al de la oposición venezolana que pone en tela de juicio su capacidad para ejercer imparcialmente un cargo tan relevante como que el que ostenta. A continuación reproducimos un extracto de las declaraciones de Almagro como prueba de la semejanza aludida:

“Apoyamos el diálogo, pero ese diálogo tiene que tener mediadores que generen confianza mutua y resultados en materia del referéndum revocatorio, liberación de presos políticos y canales de asistencia humanitaria”, dijo.

Al mismo tiempo, consideró positivo incluir más expresidentes al grupo de diálogo conformado por los exmandatarios José Luis Rodríguez Zapatero (España), Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

También señaló que hay un pedido concreto de la opositora Mesa de la Unidad para que representantes de la OEA y del Vaticano entren a formar parte del proceso y se amplíe la mediación.

 

COMPARTIR