Con más huecos que un colador fue encontrado a eso de las 11 de la noche de este lunes el cadáver del delincuente más buscado de Barinas y Portuguesa, conocido aquí como el  “El Chino Acarigua” y en Portuguesa con el alias de “el Chino Prato”.

Solo en Barinas se le vincula con 12 asesinatos y en Portuguesa presenta tres solicitudes por homicidios y otro montón por delitos como secuestro, robo y extorsión en ambas entidades.

Este criminal era tan cruel que gustaba de grabar los asesinatos que cometía. Sus verdugos se aseguraron de que estuviera bien muerto pues la decenas de impactos se concentraron en el torax, el rostro y parte posterior de la cabeza según trascendió de fuentes vinculadas a la unidad de patología forense.

El Chino Acarigua contaba 26 años, ocho de ellos dedicados a delinquir.  El Chino fue bautizado como Jesús Enrique Márquez Prato, nació en Acarigua y se crió en la urbanización Los Cortijos de la misma ciudad.

Todo indica que quienes liquidaron al Chino pertenecen a bandas rivales que buscan tomar el control de los “negocios” de secuestro, sicariato, extorsión, robo y hurto de vehículos, así como distribución de drogas.

Chino Acarigua mantenía azotada la urbanización Juan  Pablo II, donde residía desde que huyo a esta ciudad huyendo de las autoridades policiales del estado Portuguesa. Hasta este lunes se mantuvo el imperio de terror de este hampón desprovisto de todo vestigio de humanidad.

Por lo pronto se ha desatado una sangría que corresponde a las autoridades policiales barinesas detener.

 

DF/

 

COMPARTIR