El huracán Matthew sigue avanzando hacia el norte y se espera que su ojo se acerque o toque la de Carolina del Sur la mañana de este sábado, de acuerdo con el reporte del Centro Nacional de Huracanes.

En su pasaje por Florida, Matthew dejó al menos cuatro muertos, entre ellos un hombre y una mujer.

Ellos fallecieron debido a que los vehículos de auxilio no pudieron salir por el temporal. Una tercera persona murió al ser aplastada por la caída de un árbol en el condado de Volusia y en el condado de Putnam, una persona falleció en circunstancias similares cuando un árbol cayó sobre la caravana donde se había refugiado de la tormenta.

“Los expertos en meteorología describieron a Matthew como una tempestad que se produce una sola vez en un siglo y sobre la cual nuestros niños y nietos hablarán durante varias generaciones”, comentó la alcaldesa de esta ciudad, Lenny Curry.

El huracán comenzó a alejarse de Florida para dirigirse hacia el norte a 19 kilómetros por hora, rumbo a Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte.

Las playas de Florida permanecen cerradas, tanto para nadadores y surfistas como para rescatistas, luego de que las autoridades insistieran en que la población permanezca en zonas de evacuación.

Los equipos de rescate no atenderán llamadas de emergencia en las zonas de evacuación obligatoria —en las costas y riberas— hasta que su acceso no sea seguro.

Sin embargo, una pareja que desafiaba la orden de evacuación en Atlantic Beach, al este de Jacksonville, se aventuró a salir a la playa para controlar el estado del bote de un vecino.

El área, en la desembocadura del río St. Johns, es un ovillo de ríos y arroyos que vierten sus aguas en el Atlántico.

Las aguas del río comenzaban a inundar las riberas y algunos muelles y marinas estaban bajo el agua.

Los residentes que evacuaron a los hoteles cercanos, se reunían en los lobbys oscuros, sin electricidad ni nada que hacer sino charlar sobre viejas tormentas, mientras los niños jugaban despreocupadamente en los pasillos.

Una mujer falleció y un hombre sufrió heridas menores cerca de City Crescent, en Florida, cuando un árbol cayó sobre su casa rodante durante la tormenta, según oficina del jefe policial del condado Putnam.

Los dos adultos intentaban escapar en su vehículo de la tormenta cuando cayó un árbol al parecer debido a los ventarrones, señaló la oficina del jefe policial en un mensaje difundido en su página de Facebook.

El hombre sufrió heridas menores pero la mujer perdió la vida. Las autoridades no identificaron de momento a ambas víctimas.

Horas antes, el director de gestión de emergencia del condado Volusia, Jim Judge, había informado de la muerte de una mujer debido a la caída de un árbol sobre su casa. Agencias

COMPARTIR