La primera secuenciación del genoma del pulpo realizada por científicos estadounidenses arrojó que el ADN de este animal puede ser de otro mundo, señala una investigación publicada hoy.

 

La investigación, materializada por biólogos de la Universidad de Chicago, encontró que los cefalópodos cuentan con más de 33 mil genes codificadores de proteínas, una cifra superior a los del hombre.

Al decir de Clifton Ragsdale, coautor del estudio, el pulpo parece ser completamente diferente a todos los demás animales, incluso a los otros moluscos, con sus ocho brazos prensiles, su gran cerebro y sus ingeniosas capacidades de resolución de problemas.

El difunto zoólogo británico Martin Wells decía que el pulpo es un extraterrestre. En este sentido, entonces, nuestro artículo describe el primer genoma secuenciado de un extraterrestre, añadió.

Según reflejaron los autores en el trabajo divulgado en la revista Nature, esta exploración sobre el genoma de los pulpos destaca la existencia de transposones, también conocidos como ‘genes saltarines’.

Aunque estos genes pueden reorganizarse por sí mismos en el genoma, en los pulpos su misión es aun insegura.

El pulpo es el invertebrado con mayor desarrollo del cerebro y los ojos. Al igual que el ser humano, enfoca la vista con precisión y se adapta a los cambios de luz.

Además, su lóbulo óptico, que interpreta la información visual, y su magnífico sentido del tacto le facilitan tomar decisiones muy inteligentes.

oda/rml

COMPARTIR