El Gobierno adelanta acuerdos con empresas comercializadores y procesadoras de alimentos en el país, para la adquisición de su producción, bajo acuerdos que establezcan porcentajes fijos y garanticen el abastecimiento a los sectores más vulnerables, a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Así lo informó este miércoles el coordinador nacional de los Clap, Freddy Bernal, desde el teatro Rafael Zárraga de Cocorote, estado Yaracuy, en un encuentro con los 677 Clap que operan en los 14 municipios de la entidad, donde dijo que el presidente de la República, Nicolás Maduro, avanza en la aplicación de medidas extraordinarias, dentro del marco del decreto de Emergencia Económica, promulgado por el Ejecutivo nacional.

Explicó que ya se han realizado convenios con Makro, Mikro y con la red de supermercados Día a Día, con acuerdos que implican el aporte a los Clap de entre 40 y 60 de los productos que reciben.

También se adelantan acuerdos directamente con plantas procesadoras de arroz, azúcar, harina de maíz y oleaginosas.

Refirió que se está invitando a las empresas procesadoras de alimentos que obtienen insumos del Estado para que destinen un porcentaje de su producción a la red de abastecimiento popular que dirigen los Clap.

“Estamos pidiendo, por ejemplo, a esas empresas que obtienen 90% de los insumos del Estado a que aporten 70% de su producción a los Clap, para que garanticemos que llegue directamente a los sectores más vulnerables”, refirió Bernal.

Aclaró que no se trata de una guerra entre empresa privada y Estado, sino la búsqueda de mutua cooperación para salir de esta coyuntura económica inducida por quienes solo quieren destruir al país para tomar el poder político.

A la fecha se han conformado 18.000 Clap en el país, con los que se busca atender a 2.700.000 familias.

Durante el encuentro, el gobernador de Yaracuy, Julio León, destacó que con los 677 Clap, constituidos en la entidad, se han distribuido más de 6.000.000 de kilos de productos alimenticios durante los últimos cuatro meses, con jornadas que semanalmente atienden a unas 45.000 familias.

“La organización y compromiso que estos hombres y mujeres que integran los Clap y quienes han asumido voluntariamente llevar el alimento casa a casa, a precio justos, a las diferentes comunidades del estado, son extraordinarios”, subrayó el mandatario estadal.

Apuntó que el trabajo de los Clap en Yaracuy trasciende la entrega de alimentos casa por casa y hoy se organizan para contribuir con la elaboración de una diversidad de productos prioritarios, que incluyen productos de limpieza y aseo personal y uniformes escolares.

COMPARTIR