Representantes del Movimiento Nacional de Transportistas Bolivarianos de los estados Cojedes, Carabobo, Miranda y Barinas rechazaron el plan de la derecha que intenta quebrantar las estabilidad del país con un llamado a paro para este miércoles 26 de abril.

“Como los 365 días del año estaremos desde las cinco de la mañana abriendo las estaciones, los metrobuses y Metro Cable hasta las 11 de la noche, tal cual como lo demostramos en el año 2002 con el paro petrolero”, expresó Edison Alvarado, presidente del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del Metro de Caracas (Sitrameca).

Desde el programa La Hojilla, que transmite Venezolana de Televisión, enfatizó que las pretensiones del paro y golpe de Estado parlamentario de la oposición deben ser derrotados con la unión de la fuerza trabajadora.

Los representantes del movimiento de transporte aseguraron que el 90% de los trabajadores del volante apoyan la gestión del presidente de la República, Nicolás Maduro, por lo que aseguran prestarán servicio con total normalidad.

“Nos declaramos en rebelión popular y no vamos a permitir que nos dañen las navidades con violencia y desacato a la Constitución”, destacó el vocero del estado Cojedes, por lo que instó al respeto irrestricto a su derecho al trabajo.

El Movimiento Socialista Bolivariano de Transporte de Venezuela está conformado por transportistas urbanos, suburbanos, taxistas, mototaxistas, rústicos y transportistas de carga pesada. Agencias

 

COMPARTIR