Piden al alcalde ser responsable del pago de los aumentos y no echarle la culpa al gobierno nacional. Exigieron además que disponga de los recursos propios del Samat para honrar estos beneficios.

Luego de tres tomas pacificas y ninguna respuesta positiva, los trabajadores y trabajadoras adscritos a la alcaldía de Barinas, tomaron acciones definitivas en una asamblea extraordinaria realizada en la sede del consejo municipal, que incluye la paralización total de las actividades laborales ante la falta de criterio y seriedad del alcalde de derecha José Luis Machín en el cumplimiento de compromisos laborales.

Así lo señaló Rubén Chávez, miembro del Estado Mayor de la clase obrera del estado Barinas y coordinador de relaciones interinstitucionales, quien destacó que hasta la fecha sólo se han honrado los 18 mil bolívares de cesta ticket del aumento del 20 por ciento.

“Es decir que aún están pendientes los incrementos del 30 por ciento,  el bono de alimentación por 42 mil 580 bolívares y el reciente aumento de sueldo del 50 por ciento. Todo eso con los respectivos retroactivos”, indicó Chávez.

El dirigente obrero destacó que no confían en las supuestas gestiones que realizaron en Caracas, ya que personas disfrazadas con franelas de la alcaldía, fungieron como trabajadores municipales, supuestamente para presionar al gobierno nacional y que envíe los recursos.

En este caso, señaló Rubén Chávez que  la realidad es que José Luis Machín como alcalde del municipio tiene que responsabilizarse, porque él tiene recursos propios a través del SAMAT, donde se recaudan recursos que podrían ser destinados para el pago de pasivos laborales, mientras el gobierno nacional honra  esos compromisos.

COMPARTIR