El centro chino de control de inundaciones reportó este lunes que 186 personas han fallecido desde el inicio de la temporada de lluvias, que inició en mayo pasado.

Además de los fallecidos, 33 millones de ciudadanos han resultado afectados por inundaciones que se registran, principalmente, en las regiones este y sur del país, informó el centro meteorológico, citado por EFE.

Igualmente, se ha reportado la desaparición de 45 personas, el derrumbe de 56.000 casas y la evacuación de 1,5 millones de personas.

Por ello, la institución lanzó una alerta naranja, la segunda de mayor gravedad del país, por el riesgo de más lluvias que se prevé continúen este lunes con intensidad.

La autoridad meteorológica estima que ya este viernes se presente el primer tifón de la temporada de lluvias y prevé que el caudal de los ríos siga subiendo entre los próximos tres y cinco días.

COMPARTIR