Como ocurre en las películas, la policía del Zulia inició una persecución en plena avenida Rafael Urdaneta persiguiendo a un chamo de 18 años más malo que satanás.

Afortunadamente para la sociedad le dieron alcance y fue liquidado en el enfrentamiento sin que se reportaran bajas en el bando de la ley.

Se trata de Víctor Manuel Urdaneta Boscán, un choro integral que se dedicaba al robo, secuestro, sicariato, hurto, extorsión, cobro de vacuna, violación y a lo mejor hasta bachaquero era la rata esa.

Víctor Manuel tenía pedigrí en los bajos fondos pues se pudo conocer que su tío era Picho de Palmarejo, un demonio que tenía azotada la costa oriental del lago y que fue asesinado unos meses atrás.

Los zulianos deben agradecer al Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia, integrada por funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (Diep) y del Equipo de Respuesta Especial (ERE) por el procedimiento levado a cabo en el sector La Ensenada, parroquia Concepción, del municipio Cañadero.

DF/

COMPARTIR